Después de 3 años de construcción, el pasado 29 de diciembre, CGE, a través de su empresa TRANSNET, puso en servicio el nuevo Sistema de Transmisión Eléctrico “Copayapu-Galleguillos” en la Región de Atacama, obra que dará mayor flexibilidad y respaldo operacional al sistema eléctrico de Atacama, mejorando la calidad de suministro a los 97 mil clientes de EMELAT.
Uno de los mayores atributos de esta nueva obra de ingeniería eléctrica, es que permitirá disminuir significativamente los tiempos de recuperación del suministro en casos de fallas en los sistemas de transmisión de energía. Además, con estas nuevas instalaciones se dispone de mayor infraestructura para nuevos proyectos de la zona, ya sea de carácter minero o parques solares que deseen inyectar su energía a nivel de 110 mil voltios.

Rodrigo Uarac, Gerente de Ingeniería y Operaciones, destacó el sentido de esta obra para la región, señalando que la iniciativa está diseñada pensando en acompañar y apoyar el desarrollo de Atacama y su gente. “Atacama es un gran polo de desarrollo y nuestra apuesta se orienta en el largo plazo, como una región que lidera el crecimiento económico del país, con importantes proyectos industriales, inmobiliarios y comerciales que demandarán cada vez más un mayor consumo de energía. Queremos ser parte de ese crecimiento, dando seguridad de suministro para que nuevos proyectos puedan establecerse en la región.”

Anillo de seguridad para Copiapó

La exitosa puesta en servicio consideró la energización en 110kV de la nueva línea de Transmisión con estándar de 220 KV, montada en 107 torres que recorren 33 kilómetros entre las nuevas Subestaciones de Cardones y Galleguillos, en la comuna de Copiapó, con las respectivas conexiones hacia Subestación Copiapó y Subestación Hernán Fuentes que interconectan el sistema.
El proyecto, que contempló una inversión de 13 mil 350 millones de pesos, permitió generar un anillo de seguridad en torno a las ciudades de Copiapó y Caldera, disminuyendo las posibilidades de fallas y los tiempos de reposición del suministro en caso que esta ocurra.

Se trata de la primera parte de un proyecto mayor que alcanzará una inversión total de US$55 millones y que contempla otras etapas entre ellas la construcción y puesta en servicio de patio de transformación 220/110KV y una nueva línea de transmisión. El objetivo del proyecto surge de la necesidad de realizar un reforzamiento de las actuales instalaciones del sistema de transmisión ubicado en la Región de Atacama, impulsado por el desarrollo industrial y diversas iniciativas de inversión del sector minero, con la finalidad de cubrir los requerimientos crecientes de demanda eléctrica del sector, entre los cuales se considera la instalación de nuevas subestaciones eléctricas y líneas de transmisión.